fbpx

Síguenos

Así cuidas que tu bebé nazca sano y fuerte

El embarazo es uno de los estados más sublimes de la mujer. Sin embargo, también es una etapa en la cual se presentan numerosos cambios en su cuerpo. De ahí la importancia de mantener una correcta nutrición y seguir cada recomendación médica para llevar a feliz término esta nueva vida que comienza.

En Coosalud entendemos todos estos cambios que viven las mamás y por eso queremos ayudarles a que los enfrenten de la mejor manera para que madre e hijo estén sanos y saludables.

Uno de los aspectos más fundamentales durante la gestación es la ingesta de micronutrientes. ¿Y eso qué es? Aunque suene un poco raro este término, en palabras fáciles, se trata de la dieta que lleva la embarazada y que es también, la alimentación de su bebé en formación.

Estos nutrientes llegan al feto a través de la placenta y marcan la manera en que este se formará y desarrollará dentro del vientre de su madre. No solo se trata de la alimentación del bebé, sino de garantizar la correcta formación de todos sus órganos y huesos.

Uno de los más relevantes es el ácido fólico que les recetan a las mamás tan pronto se enteran de su estado de embarazo, incluso se les formula hasta 6 meses antes de empezar la gestación pues se trata de un mineral que previene las malformaciones genéticas como la espina bífida.

Otro de los elementos muy necesarios en la gestación es el calcio para asegurar la correcta formación de los huesos del bebé. Por eso, se recomienda que la mamá aumente el consumo de bebidas lácteas (leche, queso, yogurt, entre otros).

El hierro también juega un papel fundamental en la dieta de las gestantes pues sus necesidades crecen al doble durante esta etapa y el objetivo es evitar la anemia. En principio las necesidades de hierro se suplen con la alimentación, pero es importante ir a los controles médicos pues el doctor determinará si en algunos caso, se debe reforzar el hierro con medicamentos.

Finalmente, en el grupo de los micronutrientes se encuentra el yodo el cual es muy relevante no solo durante la gestación sino hasta el primer trimestre de vida del bebé. Si. no hay el yodo suficiente, se puede alterar un proceso del sistema nervioso central llamado mielinización que lleva a retrasos psicomotores y neurológicos del recién nacido.

El médico será el encargado de determinar si se requiere algún tratamiento con yodo de acuerdo con los exámenes de laboratorio.

Queda claro, para tener un embarazo saludable y que los bebés nazcan sanos, es indispensable el seguimiento médico y cumplir al pie de la letra lo que diga el doctor.

Skip to content