fbpx

Síguenos

No te dejes contagiar de rumores: hazte la prueba

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El COVID-19, que a la fecha acumula más de 5,4 millones de casos confirmados alrededor del mundo, no es la única pandemia que se ha propagado por estos días. A esta ola de contagios se suma la “enfermedad” de la desinformación, que se transmite por el envío de datos infundados acerca del virus a través de cadenas de audio, texto y video en aplicaciones de mensajería instantánea (WhatsApp, principalmente), correos electrónicos y publicaciones en redes sociales.

Desde noticias falsas (o ‘fake news’, en inglés) como “la vacuna de la neumonía protege contra el coronavirus”, “los antibióticos son eficaces para tratar la infección”, “las mascotas pueden transmitir el virus” o “los mosquitos también son transmisores” hasta los rumores más descabellados como que “el COVID-19 se propaga a través de las de las redes 5G de telefonía móvil” o que “se puede matar al virus con la exposición por 30 segundos a un secador de manos”, la desinformación ha estado a la orden del día a nivel mundial.


Colombia no ha sido ajena a esa situación y, desafortunadamente, también se ha unido a esta marea de “infodemia”, término utilizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para describir la información errónea que circula a la par del virus. Uno de los rumores más recientes viralizados en algunas zonas de nuestro país está relacionado con que “se evite acudir a jornadas de toma de muestras de COVID-19, porque con estas pruebas se inyecta el virus” e incluso se han basado en teorías de conspiración acerca de que “las ‘élites’ solicitaron que el 30% de la población colombiana fallezca por causa de esta enfermedad”.

A pesar de la información veraz difundida por expertos de todo el mundo acerca de la existencia del virus y las alternativas para enfrentarlo, nos hemos permitido creer en supuestos y en datos no confirmados por fuentes oficiales, y hasta nos hemos prestado para replicar estos contenidos sin detenernos a verificarlos, lo cual, adicionalmente, puede considerarse una acción delictiva, pues “tratar de desorientar a la población para desacatar instrucciones de la autoridad sanitaria está tipificado como delito”, de acuerdo con un reciente pronunciamiento del Gobierno Nacional.

Con estas actuaciones, no solo se desvirtúa la labor que desde el Gobierno y los entes territoriales, las entidades e instituciones prestadoras, y los profesionales de la salud estamos adelantando para frenar esta pandemia, sino que se disminuyen las alternativas para contener con mayor rapidez el virus y, además, se contribuye a acrecentar el pánico colectivo y a afectar la salud mental de algunas personas, en quienes se ha incrementado el temor y la ansiedad frente al coronavirus.

De ninguna manera estas pruebas son un mecanismo para inyectar o inocular la enfermedad. Gracias a las tomas de muestras, podemos brindar una atención oportuna a quienes resultan positivos frente al virus, así como tomar las precauciones para reducir el riesgo de propagación y, de esta forma, aportamos a la disminución de las cifras de contagio y muertes.

Así mismo, es preciso aclarar que, atendiendo a los lineamientos del Ministerio de Salud y Protección Social, si una persona acude a una institución de salud por presentar alguna afectación no relacionada con COVID-19, pero durante su proceso de atención se le identifica sintomatología asociada al virus, no solo se le debe tratar por la patología por la que visitó la clínica u hospital, sino que se tienen en cuenta los protocolos para el manejo de posibles casos de infección, entre ellos, la toma de muestra y la asignación del usuario a la zona de pacientes respiratorios.

Las curas milagrosas contra el COVID-19 no existen, pero sí hay una excelente vacuna para afrontar esta enfermedad: la prevención. Nuestra invitación desde Coosalud es a que no te dejes contagiar de rumores, sino que solo te informes a través de canales oficiales; a que no dejes de practicarte la prueba si tienes la oportunidad de hacerlo, a que continúes guardando las medidas de protección, como el aislamiento, el lavado de manos y el distanciamiento social; y a que juntos frenemos la cadena de contagio del virus.

Comparte tu opinión

Skip to content