fbpx

Síguenos

Que los excesos no dañen la navidad

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Llegan 2 de las fechas más especiales para los colombianos: navidad y año nuevo. Ya hemos pasado por casi todas las novenas navideñas que en algunos casos han significado excesos tanto de comida como de bebida, y se acercan las fiestas que marcan el cierre de las celebraciones. Por eso, es importante festejar y pasarla bien, pero con límites pues la salud y el bienestar están por encima de todo.

Para esto, consultamos con una experta, la doctora Kelly Serpa, Directora Nacional de Gerenciamiento de la Enfermedad de Coosalud quien asegura que la recomendación principal es la moderación. Afirma que no se trata de no comer, sino de saberlo hacer en porciones racionadas y eligiendo alimentos saludables.

 

“La época navideña parece ser el momento donde todo nos parece válido y es importante poder disfrutarla, pero sin caer en los excesos. Se recomienda tomar conciencia de lo que consumimos para no afectar la salud, además de llevar una vida saludable, realizar actividad física y de alguna manera aprovechar cada oportunidad que se tiene para compartir en familia, pero con tranquilidad y sanamente”, explica la doctora Serpa.

Afirma que es posible pasarla bien y cuidar el cuerpo al mismo tiempo. Este equilibrio se pone en práctica siendo prudente con los alimentos que se consumen y con el alcohol que se ingiere.

Aunque no es lo ideal, si ya se han cometido ‘pecados’ hay que actuar para evitar un daño mayor. La doctora Serpa señala que “si el pecado fue por comer en exceso lo ideal es compensar en la siguiente comida los excesos de la anterior. Se recomienda tomar abundante agua y evitar continuar con este hábito de consumo durante la temporada con el fin de prevenir el aumento de peso, el riesgo cardiovascular y todos aquellos síntomas gastrointestinales que se convierten en una de las consultas más frecuentes en los servicios de urgencias”.

Si se está definitivamente decidido a ingerir bebidas alcohólicas, la recomendación principal es tomar con moderación, no más de 2 copas al día y preferir en lo posible vino o espumante en lugar de otro tipo de licores que afectan más al cuerpo. Además, tener muy claro que no se puede ni se debe conducir si se han consumido bebidas embriagantes, sin importar la cantidad.

La recuperación de los síntomas por el exceso de alcohol generalmente mejoran a las 24 horas, sin embargo, mientras eso pasa, es importante hidratarse y descansar lo suficiente. En el caso que la persona se sienta muy mal, debe acercarse al servicio de urgencias.

En conclusión, para gozar mejor y tranquilo, la clave está en los límites. Así, se evitará que una época que debe ser de alegría y felicidad, termine convertida en una pesadilla y que, en lugar de estar repartiendo abrazos a medianoche, se termine en una sala de urgencias. Es posible celebrar y ser saludable: ese el mejor regalo para el cuerpo.

Comparte tu opinión

Skip to content