fbpx

Síguenos

Sí hay segundas oportunidades para menores con cáncer

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En el Día Nacional del Niño con Cáncer, que se conmemora cada 21 de diciembre, Coosalud destaca algunos casos de recuperación exitosa de menores que han padecido la enfermedad. A través de la estrategia Orientadores Coosalud, la EPS realiza seguimiento permanente a esta población.

Más de 6.200 menores de 18 años viven en Colombia con diagnóstico de cáncer, de acuerdo con la información más reciente reportada a la Cuenta de Alto Costo,organismo que agrupa la gestión de las enfermedades crónicas en el país.

Según el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, esta es una patología por la cual las células del cuerpo se transforman y se proliferan de manera anormal y descontrolada. Se trata de una enfermedad que toca a millones de personas a nivel mundial y, desafortunadamente, también afecta a los miembros más pequeños del hogar.

Coosalud actualmente atiende a 441 niñosy adolescentes que padecen cáncer, de los cuales el 60% tiene leucemia (tipo de cáncer en la sangre). De la cifra total, el 50% de los pacientes, en promedio,logran vencerla enfermedad y continuar con su vida normal.

Para brindar una atención personalizadaa esta población (y a los afiliados con otras enfermedades crónicas), la EPS ha diseñado una estrategia denominada Orientadores Coosalud, a través de la cual un gestor le hace seguimiento periódico a los usuarios para garantizar su acceso y estricto cumplimiento de sus servicios médicos. Dicho gestor se comunica con frecuencia con cada usuario para validar qué requerimiento tiene, qué necesita aparte de los medicamentos, si tiene pendiente alguna consulta o si es necesaria su hospitalización. También está presto para brindar orientación y apoyo. Esta labor es coordinada por una persona en cada sucursal donde hace presencia la entidad.

“Desde Coosalud tenemos plenamente caracterizada a la población con cáncer, en este caso, la infantil. Sabemos quiénes son, qué pronóstico tienen, dónde están y qué necesitan. Con esta información es más sencillo identificar las necesidades puntuales que tienen los pacientes por resolver”, explica Julieth Gómez, analista del programa Orientadores Coosalud.

La aceptación de la enfermedad es un factor importante para la recuperación de los pacientes, sobre todo si son menores.Por ello, generalmente los médicos ordenan un abordaje integral con profesionales en psicología y, en algunos casos, si se requiere, en trabajo social. Todas las áreas trabajan mancomunadamente para lograr un manejo adecuado de la enfermedad en cada paciente. Así mismo, los padres o acudientes también reciben apoyo psicológico, ya que desempeñan un rol fundamental en el acompañamiento emocional de los pequeños.

María Isabel tiene 23 años, es madre de Gina Isabel, de 4, quien posee un neuroblastoma (tumor) en el abdomen, que en principio estaba en etapa 3-4, es decir, se encontraba en una fase avanzada. Luego de numerosas quimioterapias y radioterapias, este se redujo solo en un 30%, por lo que no fueron suficientes para erradicar el tumor del cuerpo de la pequeña. Por lo tanto, hubo que recurrir a un trasplante de médula ósea. Desde Bucaramanga, donde residen, Gina fue trasladada a Cali junto a su mamá, para la realización del procedimiento. “Hoy mi bebé ha tenido una segunda oportunidad de vida. He sentido un apoyo incondicional de Coosalud en estos momentos tan difíciles”, apunta María Isabel.

Otro caso que se encuentra en proceso de recuperación exitosa es el de Andrés Felipe, quien fue diagnosticado conleucemia meloide crónica. Eneida Luz, su madre, relata que, a pesar de no tener afiliado a su pequeño a Coosalud desde el inicio de su enfermedad, una vez lo realizó, inmediatamente accedió a los servicios y recibió todo el cariño y la atención especializada que merecía Andrés. “En estos momentos él lleva una vida normal, practica atletismo y no ha vuelto a tener recaídas”, describe Eneida Luz.

Comparte tu opinión

Skip to content