fbpx

Síguenos

Tapabocas sí, pero con responsabilidad

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
¿Tapabocas común?, ¿N95?, ¿de tela?, ¿reutilizable?, ¿para personas sanas o enfermas? Desde que se declaró la emergencia por la propagación del coronavirus COVID-19, han surgido diversas inquietudes acerca del uso correcto de este elemento, tanto relacionadas con qué tipo utilizar, como de qué manera hacerlo y en qué ocasiones.

 

 

Pensando en tu bienestar, queremos orientarte acerca de la utilización adecuada de este insumo, teniendo en cuenta los lineamientos del Ministerio de Salud y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 

Primero, es importante hacer claridad en que el uso de mascarillas o cubrebocas, como también son denominados, solo es eficaz como medida complementaria al lavado frecuente de manos, el distanciamiento social y el aislamiento preventivo obligatorio;es decir, de nada sirve que consideremos el tapabocas como una prenda de vestir más si no atendemos las principales recomendaciones de prevención, claves para disminuir nuestro riesgo de contagio del virus.

 

Ahora bien, con respecto a qué tipo de mascarilla usar, el Minsalud hace énfasis en que los tapabocas de referencia N95, aquellos que filtran alrededor del 95% de las partículas que circulan en el ambiente, están específicamente diseñados para el personal de la salud y trabajadores de clínicas y hospitales, por lo que su comercialización y uso solo es autorizada para esta población. El resto de ciudadanos podemos adquirir una mascarilla convencional o, incluso, como último recurso, tener uno de tela hecho en casa que cubra nariz y boca de forma correcta.

 

No obstante, de acuerdo con Enrique Mazenett, director de Epidemiología de Coosalud, no es necesario utilizar tapabocas permanentemente, sino en los escenarios puntuales que relacionamos a continuación:
  • Si tenemos sintomatologías respiratorias como tos y estornudos.
  • Si somos cuidadores o estamos en contacto permanente con una persona enferma.
  • Si pertenecemos a grupos de riesgo como adultos mayores de 70 años,enfermedades crónicas o gestantes.
  • Si debemos utilizar sistemas de transporte público como buses y taxis.
  • Si ingresaremos a un lugar de afluencia masiva de personas como tiendas, supermercados, bancos o farmacias.

 

Es preciso aclarar que las personas con confirmación de diagnóstico para COVID-19 y aquellos que mantienen contacto estrecho con estas no deben salir del lugar donde realizan su aislamiento preventivo obligatorio. La utilización de mascarilla no elimina el riesgo de contagiar a otros.

 

Las 7 reglas de uso correcto

  1. Lava tus manos con agua y jabón antes de ponerte el tapabocas.
  2. Revisa que esté limpio y no defectuoso.
  3. Cubre bien toda tu boca, nariz y mentón. Asegúrate de que no queden espacios entre tu cara y el tapabocas.
  4. Evita tocar el tapabocas mientras lo usas. En caso de que lo hagas, lava tus manos inmediatamente.
  5. Cambia tu tapabocas cuando esté húmedo. Para retirarlo, sujeta las tiras que lo sostienen, no toques su parte delantera.
  6. Si es de un solo uso, deséchalo enseguida en una caneca con tapa.
  7. Lava nuevamente tus manos en cuanto lo deseches.

 

Recuerda ser responsable en el manejo de este elemento. La prevención está en nuestras manos.

Comparte tu opinión

Skip to content