fbpx

Síguenos

Una cuarentena con niños

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A raíz de las medidas de prevención tomadas por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus COVID-19, la cotidianidad de los niños cambió al igual que la nuestra. Por esta razón, y entendiendo que aún no tenemos seguridad de cuándo podría finalizar el aislamiento social, resulta pertinente entregarnos a los cambios que esto suscita hasta que podamos reanudar nuestros hábitos y costumbres.

En esta oportunidad, y tomando como referencia la información compartida por la Unicef, queremos regalarte algunos consejos que podrás aplicar durante esta cuarentena si eres padre o cuidador de niños y niñas en etapa de educación infantil temprana (hasta los 6 años, aproximadamente, dependiendo del grado de madurez).

 

1. Cuéntale qué está sucediendo

Cada niño es una persona única, tiene su propio temperamento, e incluso, estilo de aprendizaje, sin embargo, todos tienen derecho a saber qué está sucediendo y cómo se inició la pandemia. Por eso, encuentra la forma de explicarles y proporcionarles datos apropiados para su edad y nivel de competencia.

Si son muy pequeños, puedes contarles a través de un cuento o una canción infantil (hay varios en internet), qué es el COVID-19 y la importancia de respetar la cuarentena.

También puedes apoyarte de ejemplos para decirles lo que podría suceder si salen de casa o para decirles cómo protegerse a sí mismos y a los demás.

Hay muchas alternativas que puedes aplicar, solo debes asegurarte de que cada una de ellas les proporcionen tranquilidad y evite aumentar el estrés y la ansiedad que esta situación les suponen.

 

2. Es normal que sientan ansiedad, miedo o estrés

Los niños y niñas muy pequeños aún no tienen la suficiente madurez para entender cómo esta pandemia puede afectar la salud, economía, dinámica social, entre otros aspectos, en un país o en el mundo.

Por esto, es recomendable el uso de eufemismos para llamar a los virus y bacterias “bichitos invisibles” o referirse a alguien enfermo como “está malito”, ya que, aunque no contribuyen a su formación científica, logran amenizar la situación y proteger sus emociones.

Ahora bien, es posible que comiencen a responder a estas emociones negativas teniendo dificultades para dormir, estando enojados, ansiosos, “pechichones”, temerosos y hasta retraídos. Si tu niño llega a presentar esta o alguna otra reacción, es importante que lo apoyes y le hagas entender que lo que le está sucediendo es algo normal ante una situación anormal. Escucha sus preocupaciones, dale tranquilidad y, sobre todo, mucho amor.

Evita que vea o escuche información con enfoques sensacionalistas; no lo expongas mucho tiempo a noticias sobre el problema; en caso de tener una conversación entre adultos sobre el tema, asegúrate de que el niño no esté cerca si van a compartir datos alarmantes; tómate el tiempo para resolver sus dudas e inquietudes.

3. ¿Cómo aprovechar su tiempo en casa?

Ahora que tienen tanto tiempo libre en casa, es normal que el desorden de juguetes aumente, las rabietas también, las tareas del colegio (para los que tienen clases virtuales), etc. Como padre o cuidador, ¿qué deberías hacer?

Arma una agenda diaria para organizar algunos tiempos: tiempo de escuela en casa, tiempo de privacidad, tiempo de tareas domésticas (ellos también pueden ayudar), tiempo de ejercicio, tiempo de leer, tiempo de juego libre en familia, de celular, computadora y televisión.

Puedes poner el horario en la nevera o en una parte visible de la casa y animarlo a cumplir con lo que está allí. Tú también aplica parte de esa agenda y enséñale a través de tu ejemplo.

4. Dale continuidad al proceso educativo del niño desde casa

Algunas escuelas están realizando sus clases de forma virtual, mientras que otras están de vacaciones o las tienen suspendidas por dificultades para dictarlas haciendo uso de herramientas digitales.

Si tu niño o niña está recibiendo clases virtuales, es importante que le hagas acompañamiento y seguimiento a sus compromisos, pero ¡ojo!, sin excederte. Debes facilitar su proceso de autonomía. De esta forma irá adquiriendo más responsabilidad e independencia.

Si por el contrario, no está recibiendo clases, puedes apoyarte con plataformas educativas online como bibliotecas digitales, plataformas de matemáticas, apps para aprender inglés, entre otras alternativas que les ayudará a dar continuidad a su proceso educativo. Es importante que evites sobrecargarlo de tareas y no le exijas más de lo que pueda dar o te enojes si llega a tener alguna dificultad para aprender un tema. Si no tienes la posibilidad de apoyarte con herramientas digitales, los libros también son una excelente opción.

Al finalizar la cuarentena, puedes entregarle un diploma, medalla o cualquier otro premio, para felicitarlo por haberse quedado en casa y cumplido con las medidas del Gobierno.

5. Él también extrañará a sus amiguitos y familiares

No salir de casa es diferente a estar aislados. Si tu niño o niña comienza a extrañar muchísimo a sus amiguitos o familiares, puedes ponerte de acuerdo con sus padres y con tu familia para hacer una videollamada por WhatsApp o por cualquier plataforma que facilite hacerlo. Esto no solo será bueno para ellos, sino también para ti.

Finalmente, queremos recalcarte la importancia de cuidar su salud física y mental. Enséñale a tomar todas las medidas preventivas recomendadas por el Ministerio de Salud como lavado de manos, evitar jugar en el piso si no ha sido previamente limpiado, si tiene mascota, tomar las precauciones necesarias, en fin, todo lo que puedas hacer para protegerlo. Así mismo, evita exponerlo a actos de violencia, no es sano que el niño esté expuesto a situaciones que alteren más sus emociones.

Comparte tu opinión

Skip to content