fbpx

Síguenos

Dejar el cigarrillo, la tarea para prevenir la EPOC

Compartir en redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A propósito del Día Mundial de la EPOC, cuyas siglas significan Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que se conmemora cada mes de noviembre, queremos destacar que esta afección, de la cual se habla poco, es la tercera causa de muerte en Colombia y se estima que aproximadamente 9 de cada 100 colombianos mayores de 40 años la padece, según el estudio de 2019 sobre la prevalencia de esta patología.

Sufrir de EPOC se traduce a que los pulmones pierden su capacidad, se empiezan a dañar y continúan su deterioro. “Los pulmones comienzan a perder la elasticidad normal que tienen, lo que los convierte en un órgano restrictivo y, al ser restrictivo, al no tener una buena oxigenación, se desata toda la cadena de complicaciones por carecer de un buen aparato pulmonar”, explica Mauricio Sarmiento, coordinador de Medicina Laboral en Coosalud.

Esta enfermedad, generalmente, ocurre a partir de los 40 años y la causa principal es el tabaquismo. No obstante, existen otros factores que contribuyen a la aparición de EPOC, como la contaminación ambiental, cocinar o realizar actividades con leña o carbón, el humo de los vehículos y de las industrias.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas 2019, la prevalencia de consumo de tabaco o cigarrillo en Colombia es de 33,3% en población de 12 a 65 años. Los departamentos que presentan mayor proporción de individuos consumidores son Cundinamarca, Boyacá, Risaralda, Caldas y Quindío y, en cuanto a ciudades, son Bogotá, Manizales, Cali y Medellín.

En consecuencia, la fuerza de voluntad constituye un rol fundamental para prevenir esta enfermedad, según apunta Enrique Mazenett, director de Epidemiología de Coosalud: “Nosotros hacemos campañas contra el hábito de fumar. Ese es el consejo que permanentemente le damos a nuestros usuarios, para que se cuiden, para que eviten fumar, para que no destruyan su propio cuerpo. Esta labor de orientación la desarrollamos en eventos, en charlas, en nuestros canales de comunicación y en las visitas que hacemos a las viviendas de los afiliados”.

Y es que, según con la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 7 millones de personas mueren cada año por enfermedades asociadas al consumo de tabaco y más de 890.000 personas no fumadoras están expuestas a este humo.

Dejar de fumar es posible y necesario

Si eres un paciente con diagnóstico de esta enfermedad es importante que te realices los controles periódicamente, de acuerdo con el criterio del médico tratante. De esta manera, tus actividades diarias no se verán demasiado afectadas, lo que contribuirá a gozar de una mejor calidad de vida.

“Un paciente con una EPOC controlada es como uno con diabetes o hipertensión controlada, que si mantiene buenos hábitos de vida puede llegar a viejito sin ningún problema. Pero si tiene recaídas, comienza toda la cadena de complicaciones que empeoran su cotidianidad”, agrega Sarmiento.

Consejos para evitar la EPOC

  • No fumar o dejar este hábito.
  • Realizar actividad física por lo menos tres veces por semana.
  • Mantener hábitos de alimentación saludable.

Comparte tu opinión

Skip to content